https://asiamitologica.com

La Mitología China y La Reina Madre del Oeste

El término mitología o shenhua 神话en chino, es relativamente novedoso para China. Antiguamente este concepto no se conocía en este país, sin embargo, sí que existen relatos que se pueden englobar dentro de su definición. Estas narraciones empiezan siendo de carácter oral, pero más tarde se van incorporando a otros textos, los cuales no tratan solamente de mitología, sino que son textos literarios, de historia, de filosofía o  de poesía.

He seleccionado como ejemplo de esto a Xiwangmu 西王母o la Reina Madre del Oeste, una diosa taoísta cuyos orígenes se podrían remontar a la dinastía Shang (s. XIV – XI a.C.), ya que se han encontrado alusiones a ella en las inscripciones de huesos oraculares de este periodo. El periodo de la dinastía Tang (618 – 907 d.C.) se puede considerar como el de mayor florecimiento de esta diosa, que añadida al canon taoísta llegó a tener influencia tanto en el ámbito religioso como en el de la élite. Por tanto, se narran mitos sobre ella en textos religiosos, pero también aparecen en poemas, sobre todo de la dinastía Tang (la época dorada de la poesía china), y en textos literarios, como por ejemplo, Mu Tianzi Zhuan (que se podría traducir como Crónicas del Rey Mu, hijo del cielo), traducido al francés por Rémi Mathieu, que narra la biografía fantástica del Rey Mu de Zhou (reinado 1001 – 946 a.C.) y su encuentro con la Reina Madre.

Evolución de la Reina Madre del Oeste

Como he mencionado anteriormente, Xiwangmu  西王母 tuvo su periodo de esplendor durante la dinastía Tang, sin embargo, sus orígenes son muy anteriores. Durante todo este intervalo de tiempo han sufrido numerosas transformaciones tanto su imagen y representación como el culto que se la ha profesado.

Durante el periodo de los Reinos Combatientes (403 – 221 a.C.) en el Shanhai Jing  山海经 o Clásico de las Montes y los Mares, aparece descrita como un ser monstruoso con una horquilla de jade en su pelo enmarañado, dientes de tigre y cola de leopardo, elementos teriantrópicos que le dan aspecto de ferocidad. Además también se pensaba que era una diosa castigadora, que traía epidemias y calamidades. En sus representaciones también sale acompañada de felinos.  Todos estos elementos están asociados al chamanismo.

Retrato de Xiwangmu con cola de leopardo y dientes de tigre. También se ve la horquilla.

Durante la dinastía Han (206 a.C. – 220 d.C.), su imagen sigue en proceso de transformación, va absorbiendo atributos de otras divinidades. En este periodo aparece como una diosa que otorga la inmortalidad a los creyentes, pero la muerte a los no creyentes. Comienzan a aparecer fuentes escritas del culto que se la profesaba, además de numerosas representaciones de ella en el arte funerario.
Aparecen referencias a ella en el clásico Zhuangzi, atribuido al filósofo Zhuangzi, del periodo de los Reinos Combatientes. Esta obra sería posteriormente añadida al canon taoísta. Este es el comienzo de la vinculación de esta diosa al taoísmo, ya que se este texto se dice que la Reina Madre ha obtenido el Tao, y que es uno de los grandes dioses que han obtenido la inmortalidad del Tao.

Losas funerarias de la dinastía Han posterior (25 – 220 d.C.) en las que se ve representada a Xiwangmu sentada en su trono, flanqueada por animales simbólicos, el tigre y el dragón. Museo Provincial de Sichuan, Chengdu. http://www.art-and-archaeology.com/china/chengdu/su05.html

A finales de la dinastía Han anterior (206 a.C. – 8 d.C.) la imagen de la diosa es descrita así por Gabriel García-Noblejas (2007) en su libro Mitología de la China antigua:

A finales de la dinastía Han anterior (siglo I a.n.e.), la figura significaba inmortalidad y estaba visualmente identificada por varios elementos claramente definidos, a saber: una muy particular horquilla; un trono en que se sentaba con forma de tigre o dragón; varias liebres que aparecían machacando en un mortero de bordes altos la planta de la inmortalidad para fabricar así la pócima del no morir; la rana y el cuervo de tres patas que la acompañaban; los guardianes armados que la flanqueaban; varias figuras de suplicantes que se postraban ante ella y un zorro de nueve colas. Sin embargo, dos siglos más tarde, en la Han posterior (siglos I–II), la misma figura era ya una diosa que significaba poderes omnipotentes y que estaba visualmente representada según unos cánones artísticos nuevos. […] (García-Noblejas, 2007, p.411)

No es hasta el periodo de las Seis Dinastías (220 – 589 d.C.), en el que surge un florecimiento del taoísmo, cuando se crea la escuela Shangqing, o Cielo de la Altísima Pureza, escuela taoísta que empieza a adoptar a muchos dioses de la antigüedad, entre ellos, a la Reina Madre del Oeste, la cual fue una de las diosas taoístas más relevantes.

Es evidente que gracias a que la diosa fue añadida al canon taoísta su imagen vuelve cambiar, ya que surge la necesidad de captar adeptos a la religión taoísta, por lo tanto, la imagen se suaviza. Y ya en la dinastía Tang afianza su posición en el panteón taoísta, empiezan a aparecer numerosos poemas sobre ella y muchas referencias artísticas que señalan la importancia que tuvo en esta época.

La Reina Madre del Oeste ha pasado de ser una diosa chamánica con aspecto de monstruo, temida por enviar epidemias y calamidades, a ser una diosa aristocrática, con aspecto humano y además considerada una diosa capaz de otorgar la inmortalidad.

Bibliografía

  • BIRRELL, ANNE. Mitos Chinos. Madrid: Ediciones Akal, S.A., 2005.
  • CAHILL, SUZANNE E. Trascendence & Divine Passion: The Queen Mother of the West in Medieval China. Stanford: Stanford University Press, 1993.
  • GARCÍA-NOBLEJAS, GABRIEL. Mitología de la China antigua. Madrid: Alianza Editorial, S.A., 2007.
  • MATHIEU, RÉMI. Le Mu Tianzi Zhuan: Traduction annotée, étude critique. Paris: Institut des Hautes Études Chinoises, 1978.
  • NING, YAO Y GARCÍA-NOBLEJAS, GABRIEL (Traducción y Edición). Libro de los Montes y los Mares (Shanhai Jing): Cosmografía y Mitología de la China Antigua. Madrid: Miraguano S.A. Ediciones, 2000.

1 comentario en “La Mitología China y La Reina Madre del Oeste

  1. Muy buen blog, muy interesante.
    Deseando estoy de leer nuevas entradas. ¡¡Ánimo con él!! 😀

Los comentarios están cerrados.